Candidiasis Intestinal

Aunque al hablar de las diferentes variedades de la candidiasis lo hagamos como infecciones muy localizadas, es decir, candidiasis oral, vaginal, etcétera, hemos de tener en cuenta que sus síntomas son tantos y tan variados que pueden afectar de hecho a cualquier parte de nuestro organismo.

El hongo que provoca esta enfermedad se encuentra de manera natural y en su forma de levadura, en cualquier persona sana, en los intestinos, siendo el sobre crecimiento de estos y otros microorganismos lo que provoca que la enfermedad se desarrolle. En el caso de la candidiasis intestinal son muchos los factores, tanto externos como internos, que pueden causar dicho desarrollo.

Algunos de los más frecuentes los encontramos en medicamentos, como pueden ser los antibióticos, siendo muchas veces también el causante los anticonceptivos orales. Aquellas personas que, por cualquier circunstancia, padecen cambios hormonales, podemos decir que se encuentran también entre la población con mayor riesgo a contraer esta variedad de la candidiasis, así como las que por el motivo que sea tienen el sistema inmunológico más debilitado.

Un factor externo puede ser también el desencadenante de una candidiasis intestinal. Por ejemplo, un cambio en los hábitos de alimentación del individuo.

La sintomatología de esta variedad de candidiasis es tan variada y difusa que ello, junto con el hecho de que a veces no se puede detectar con análisis, hace en ocasiones difícil su diagnóstico y, como consecuencia, la aplicación del Tratamiento Candidiasis, ya que su repercusión en la salud suele afectar a todo el organismo en general y puede confundirse con otras dolencias.

Comentarios