¿El Mercurio te está Intoxicando? Síntomas y Analíticas

El mercurio de los amalgamas dentales está dañando fuertemente la salud de nuestra sociedad, es raro ver a alguien con Candidiasis, Hipotiroidismo, Fibromialgia, Fatiga crónica, Sensibilidad Química Múltiple o Fátiga adrenal entre otras enfermedades, que no lleve o haya llevado amalgamas dentales en su boca.

Cualquier profesional médico que esté al tanto de esta correlación, no debe de pasar esto por alto. Muchisimas personas necesitan extraerse los amalgamas dentales de forma segura, mientras llevan a cabo una adecuada desintoxicación de mercurio y otros metales pesados. Intoxicación por metales pesados  y químicos es algo que en nuestro sociedad ya no suena tan raro. Nuestro cuerpo se ve asaltado por metales pesados y químicos a diario. Las dos principales  fuentes de intoxicación por mercurio son:

  • Marisco y pescado de gran tamaño: El mercurio es liberado de las chimeneas de las centrales eléctricas de carbón, hornos de cemento y ciertos tipos de actividades mineras. Una vez en el aire, el mercurio tóxico llueve  en cuerpos de agua. A partir de ahí se convierte por las bacterias en una forma particularmente peligrosa llamada metilmercurio, encuentra su forma de transmitirse  en los peces, acumulándose especialmente en los peces que se hayan más arriba(de mayor volúmen) en la cadena alimentaria.
  • Amalgamas dentales (empastes de mercurio, también conocidos por empastes de plata): Aleación de diferentes metales y  compuestos metálicos, normalmente plata, cobre, estaño y  zinc mezclados aproximadamente con un peso igual de mercurio líquido.

Que síntomas produce un Intoxicación por Mercurio

Existen varios factores que determinan el nivel de intoxicación que puede sufrir cada persona y la gravedad de los síntomas:

  • La forma química del mercurio:

-Mercurio elemental también llamado Mercurio metálico, es un líquido plateado e inodoro que se evapora lentamente a temperatura ambiente, convirtiéndose en un vapor. Si no se aísla, el mercurio se evapora lentamente, formando un vapor. La cantidad de vapor que se forma aumenta a medida que aumenta la temperatura. Usado en amalgamas dentales, para extraer oro y plata de las minas, para ayudar en la producción de productos químicos de cloro-álcali, en manómetros, en termómetros, en interruptores eléctricos y electrónicos, en lámparas fluorescentes.

Compuestos de Mercurio inorgánico se forma cuando el mercurio se combina con elementos diferentes al carbono, tales como el cloro, azufre u oxígeno. Son más comunes en el medio ambiente. La mayoría de éstos son polvos o cristales blancos.  El cloruro de mercurio forma vapor, pero este se queda en el aire durante un periodo de tiempo más corto que el mercurio elemental. Es una forma de mercurio más soluble en agua y más reactivo. Usados en pilas, como biocidas para controlar o destruir microorganismos, como antisépticos en productos farmacéuticos, para análisis químicos, como catalizadores, en pigmentos y tintes, detergentes y explosivos.

-Mercurio orgánico es el mercurio que se forma al combinarse  mercurio con carbono y otros elementos unidos por enlaces covalentes.  La forma más común que encontramos en el ambiente es el metilmercurio que se produce por microorganismos en el agua y en el suelo y que se acumula en los peces.

 

  • La dosis.
  • La edad de la persona expuesta (el feto es el más susceptible).
  • La duración de la exposición
  • La vía de exposición – inhalación, ingestión, contacto con la piel etc.
  • La salud de la persona expuesta.

El mercurio daña al cerebro, corazón y sistema inmune. La intoxicación puede ser aguda, tras una sola exposición o crónica, está es la que ocurre con los amalgamas dentales. Los síntomas de intoxicación pueden tardar años en hacerse evidentes e iran empeorando poco a poco si no se llega a la raíz del problema.

Emociones
Ira y enojo, depresión, cambios de humor, ansiedad, irritabilidad

Cerebro
“Neblina mental”, demencia, enfermedad de Alzheimer, falta de concentración, pérdida de la memoria, confusión y desorientación.

Corazón
Arritmia, dificultad para respirar, insuficiencia cardíaca, angina de pecho, problemas de presión arterial, dolores en la zona del pecho.

Sistema Nervioso
Entumecimiento, temblores, mareos, problemas de visión y/o audición.

Sistema Inmune
Infecciones recurrentes, enfermedades autoinmunes, fatiga crónica, alergias, asma, problemas en las encías, alteraciones en la piel.

Hormonas y Sexualidad
Desequilibrio de la función tiroidea, falta de libido, pobres erecciones e impotencia.

Gastrointestinal
Distensión, candidiasis, disbiosis intestinal.

Sistema Reproductivo
Infertilidad, impotencia, defectos de nacimiento

Salud General
Dolores de cabeza, insomnio, falta de energía, sabor metálico, problemas de visión

La presencia de mercurio en la boca se ha relacionado con el Sindrome de Sensibilidad Electromagnética y corrientes galvánicas.

¿Cómo saber si estás intoxicado?

Para conocer tus niveles de intoxicación se pueden llevar a cabo diferentes pruebas, no es fácil determinar los niveles de intoxicación debido a que el mercurio se acumula rápidamente en nuestros órganos y  tejidos grasos.

Análisis de Pelo: Si bien la deposición de mercurio en el cabello refleja  principalmente mercurio orgánico, por ejemplo procedente del consumo de pescado. A nosotros nos parece poco fiable debido a que la muestra de pelo puede estar contaminada por tintes, productos de peluquería, vapores de mercurio en el ambiente etc, o alterada durante el transporte pudiendo dar lugar a valores que no reflejan la realidad o a falsos negativos.

Análisis de sangre: Este test se utiliza para medir una intoxicación por una exposición reciente, detecta principalmente la presencia de metilmercurio, se pueden detectar otras formas de mercurio pero hay que saber que la cantidad presente en sangre disminuye a la mitad cada tres días, a medida que el mercurio se va movilizando hacia otros órganos, como el cerebro y los riñones. Por este motivo, el análisis de sangre debe realizarse pocos días después de una posible exposición.

Análisis de orina: Se utiliza para detectar el mercurio metálico y las formas inorgánicas de mercurio, pero no el metilmercurio.

Mercurio en heces: Esta prueba nos indica los niveles de mercurio que están siendo expulsados a través de las heces. Es útil realizarla antes de comenzar la extracción de amalgamas, durante el proceso  de desintoxicación y después de este para poder comparar resultados.

Debido a que el mercurio, al igual que otros metales pesados, no se excreta fácilmente y se acumula en tejidos y órganos , los niveles en sangre y/o orina pueden no verse elevados y aún así estar produciendo graves efectos para la salud de forma silenciosa.

Este es el motivo principal por el que una prueba de provocación es la más idónea.

Challenge Test o Test de Provocación: Esta prueba se utiliza para evaluar la carga corporal de mercurio mediante la medición de los niveles de mercurio en orina antes y  2,5 horas después de la toma por parte  del paciente de una sustancia quelante, normalmente DMSA.

No se recomienda esta prueba a personas con intoxicación aguda por mercurio u otros metales pesados, a las personas alérgicas, sobre todo, si son  muy alérgicas al mercurio u otros metales pesados, embarazadas, personas con insuficiencia renal grave, disfunción de la glándula paratiroides o personas con trastornos hepáticos severos. Por precaución, también se debería evitar realizar esa prueba a  personas muy enfermas (con cansancio extremo, problemas digestivos o inmunitarios importantes etc.).

Para nosotros la prueba más certera son tus síntomas junto con la historia de una exposición aguda o crónica, claramente los amalgamas dentales son fuente de acumulación e intoxicación crónica y es necesario no solo extraerlos de forma segura sino también tomar durante un tiempo, entre 6 meses y 2 años, suplementos que te ayuden a expulsar el mercurio de tu organismo.

Si tienes Candidiasis y llevas o has llevado amalgamas dentales, mi recomendación es que junto con la dieta anticándida, comiences a retirar tus amalgamas dentales de forma segura. Puedes llevar a cabo un protocolo de desintoxicación de mercurio con suplementos naturales que te ayuden a expulsarlo  junto con la toma de probióticos y  dosis bajas  de antifúngicos naturales.

El programa definitivo para eliminar la Candidiasis

Más de 1.500 personas ya lo han conseguido

Ebook Vivir sin candidiasis

Que incluye el programa

  • El plan de 5 Fases para eliminar la Candidiasis.
  • Un test fiable para diagnosticarte.
  • Listado completo de alimentos permitidos y a evitar.
  • Los 20 alimentos clave para vencer la Candidiasis.
  • Los suplementos necesarios para cada Fase.
  • Cupón descuento del 10% en TiendaCandidiasis.
  • La Tabla con los tiempos de cada Fase.
  • Respuesta a las 10 preguntas más frecuentes.

Sólo esta semana por 24,85€ 8,90€
Conseguir AHORA

3 comentarios

  1. Lorena dice:

    Un articulo muy interesante, que incluye mucha informacion! Yo nunca tuve amalgamas y tengo SQM. En Enero tengo consulta con la dentista que trata a mi madre para conocer las precauciones a la hora de retirar los braquets que mi madre tiene y el material mas sano para los implantes que pondra. Gracias por esta informacion Amaya, ya os contare!! Un saludo

  2. Reme dice:

    Hola, ayer me enteré de que existía este blog y como padecedora de candidiasis desde hace muchos años y con 18 amalgamas en la boca, de la cual ya he extraido 5 me ha parecido muy interesante… Quería hacerte una consulta. Yo he tomado chlorella, en la dosis que indicaba el bote que compré que no me acuerdo que marca era, y comencé a vomitar como una loca, no puedo tomarla ¿eso es indicativo de mi grado de toxicidad?
    Gracias.

    • Amaya dice:

      Reme,

      Es muy probable que sea un indicativo de tu toxicidad.Vuelve a empezar con chlorella de calidad superior y eco, te recomiendo esta Chlorella Pukka a dosis muy pequeñas. solo 1/4 de la tableta al día y aumenta muy poco a poco. He visto más casos como el tuyo.
      Aquí tienes más info de protocolo detox a seguir: Protocolo Amalgamas

  3. 22 diciembre, 2016

Deja una respuesta